Amigos en la carretera

Desde esta sección quiero seguir manteniendo vivo el espíritu de "La Canción del Nómada", tratando de acercar el Mundo a vuestras manos desde los ojos de gente soñadora como yo, que un día decidieron  hacer la maleta y lanzarse a la carretera a descubrir otros mundos y otras vidas. 
Si has hecho un viaje especial o bien has peleado por un sueño y quieres compartirlo desde este blog con la  gente, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de: oscarvudu@hotmail.com o bien a través del facebook, y estaré encantado de compartir tu experiencia en este humilde blog, que me gustaría construyéramos a partir de ahora entre todos.

GRACIAS.......

Y nuestra primera historia surge un día en que estando yo en el duro proceso de adaptación a este extraño 'Primer Mundo', recibo un mensaje de unos chicos que llenos de ilusión me piden consejos acerca de la Pamir Highway. Quien haya seguido mi aventura desde el blog, sabrá que se trata de esa impresionante carretera que nace en Tayikistan y muere en la ciudad de Osh en Kirguizistan, y donde casi muero congelado... Obviamente me puse en contacto con ellos, pues desde su sueño pude transportarme de nuevo y por unos instantes a aquellos días de carretera que todo viajero gusta rememorar, y además de poder conocer a dos encantadores viajeros como son Natalia y Claudio, vi en su aventura la posibilidad de hacer llegar unas fotos que tenía pendientes de mandar a unos niños de una escuela, donde pasé una magnífica tarde entre estudiantes de inglés y de música...

Pero esta ya no es mi historia, sino la de Natalia y Claudio.... y desde ahora vuestra también.





-¿Quienes sois Vosotros?
Somos Natalia y Claudio, una pareja de Burgos y Reinosa (Cantabria), que les gustan las actividades al aire libre, la bici, el monte, el esquí de travesía..


-Explicadnos un poquito vuestro viaje.

Volamos de Madrid a Dushanbé vía Estambul, en Dushanbé cogimos un taxi compartido que nos quitó 300 km de pedaleo y de calor intenso, ya pedaleando en la Pamir Highway (una de las 5 “altas rutas” de Asia) atravesamos Tadyikistan, para finalizar la ruta en Osh (Kirgistan), donde tomamos el avión a Madrid.



-¿Por que habéis elegido la Pamir Highway?
Porque vimos unas fotos muy chulas por internet y dijimos, ¡allí queremos ir!, además no nos gusta mucho el calor (debe ser a causa de nuestra procedencia J) y como toda la ruta transcurría por encima de los 1500 m en su mayoría y de los 3500 m en gran parte, creímos que era un sitio fresquito por donde viajar en bicicleta sin asfixiarnos en el mes de Julio
Otra razón era que vimos que era una ruta muy asequible para un solo mes, que era el tiempo que disponíamos para viajar


-¿Por que en bicicleta y no en otro tipo de transporte?
Porque con la bici el ritmo/velocidad te permiten un avance razonable y mucho contacto con la gente. Porque te da tiempo a ver las flores que crecen en las cunetas. Porque tu decides donde montas tu hotel de millones de estrellas. Porque nos sentimos y sentamos bien con/en ella.

-¿Es el primer viaje largo que hacéis en Bici? Si ya habíais hecho algo antes… explicadnos...
No, hemos hecho jutons otro que más que largo fue lejano, en el 2012 estuvimos un par de meses recorriendo Nueva Zelanda, fueron 3 semanas por la isla Norte y 5 por la Isla Sur. En 2010 recorrimos durante un mes parte del Altiplano Boliviano con nuestras bicis. Además siempre que podemos nos gusta hacer bici con alforjas por España, el norte en verano y el sur en otoño.
Por separado además también hemos recorrido en bicicleta parte de Sudamérica, Islandia, Cuba y Holanda


-¿Que os ha parecido el viaje? ¿Ha colmado vuestras expectativas?
Ha sido una ruta dura, viajar en altura nos ha resultado más sufrido de lo que esperábamos, pero lo cierto es que estamos muy contentos de haber elegido este destino. Mas que un viaje ha sido una experiencia vital.
Esperábamos pasar frio, íbamos preparados como para invierno, y lo cierto es que ha hecho un tiempo mucho más caluroso de lo que imaginábamos.




-¿Cual ha sido el lugar más bonito y  el más feo?
Lo más bonito cualquiera de los paisajes: desde el Panj River, viendo todas las huertas verdes en el valle bordeado de montañas altísimas y nevadas; a los interminables desiertos del altiplano del Pamir con todos los colores ocres que puedas imaginar; a la espectacular cara norte del Lenin Peak de donde cuelgan inmensos glaciares que hicieron que nos quedáramos fascinados.
Lo más feo, no por feo sino por incómodo fue la orilla del Lago Karakul y otras zonas en altura donde había muchos mosquitos y también viento fuerte que no te dejaba disfrutar, aunque nada comparable con entrar en una letrina Tayika.

-¿y el momento más bonito? ¿Y qué momento es para olvidar…?
Momento bonito: cualquiera en los que la gente nos ha abierto sus casas y sus corazones para compartir con nosotros un “chai” (te).
La inexistencia de alumbrado publico en parte del recorrido, ha permitido que disfrutemos del espectáculo de unas noches estrelladas inolvidables
Para olvidar fue la decepción que nos llevamos en Dushanbé cuando en el OVIR nos dicen que NO dan los permisos GBAO, imprescindible para realizar la ruta que teníamos pensada
Para olvidar fue el hospital que tuvimos que visitar a causa de un virus intestinal
También olvidaríamos una de las cenas que nos dieron en una “homestay” uno de los muchos días que andábamos bastante inapetentes, nos pusieron un plato de pasta blanca con 3 patatas cocida, se nos quedó una cara mas pálida de lo que ya la teníamos.
Aunque la verdad es que no queremos olvidarnos de nada de esto, al final desde casa todo son vivencias y en la distancia anécdotas con las que nos reímos.


-¿Cual ha sido la mayor dificultad a nivel físico?
Subir el Akbaital pass 4655m, fue el paso más alto y para nosotros también el mas duro a nivel físico, empujamos la bici los últimos 3 km, no habíamos comido casi nada en los últimos 2 días por lo que estábamos demasiado débiles para afrontar semejante altura

-Y a nivel burocrático.. ¿Todo bien?
Tuvimos bastante suerte, ya que te localizamos a ti antes de emprender nuestro viaje, y nos confirmaste que la visa tayika podríamos hacerla en el aeropuerto y así lo hicimos.
Fue más complicado el permiso GBAO imprescindible para atravesar el Pamir, en Dushanbe, sin razones aparentes, les cuesta mucho darlos, hay épocas que los dan sin problemas y épocas que no, las razones se desconocen. Pero dimos con la única persona en todo Dushanbé que conseguía los GBAOs y por 35 $ y 48 horas de espera lo obtuvimos


-¿El idioma, supuso un problema?
Lo del idioma fue un jaleo, ya que al principio se hablaba Tayiko, luego Pamiri y finalmente Kirgui, con tanto idioma lo mejor hubiese sido desde el principio aprender algo de ruso, lengua que habla prácticamente todo el mundo por esta zona, pero de eso nos dimos cuenta ya cuando teníamos un gran jaleo en la cabeza. Recurrimos mucho a las señas, las fotos, la escenificación, el traductor de google, los dibujos, la verdad que se nos dieron situaciones muy divertidas con todo esto, aunque acabábamos agotados.
En resumen podríamos decir que cuando hay buena intención, para comunicarse, el idioma no es una                                                                                                  barrera.


-¿Que pensáis de Tayikistán y de los tayikos? ¿Y de Kirguizistán?
Nos sorprendió muy gratamente la hospitalidad Tayika, fue realmente increíble ver como la gente te invita a sus casas, y te ofrece todo lo que tiene. No se si es porque entramos por Tayikistan y estábamos mas sorprendidos pero la sensación es que estas situaciones se fueron dando en mucha menor medida en Kirguiztan, donde les costaba más darse, aunque la verdad es que también eran muy hospitalarios. Sin duda nos quedamos con los Tayikos.



-¿Que es lo que más habéis echado en falta? ¿Y que os hubieseis traído para casa?
Hemos echado en falta la tortilla de patatas de la Marivi (la madre de Claudio) y nos hubiésemos traído un par de sandías de las que hay por allí de unos 10 kg



-¿Alguna anécdota destacable?
Entra Natalia en una especie de restaurante donde venden una especie de pinchos morunos, quería comprar algo de carne cocinada pero el cordero (muy típico de la zona) me sienta fatal:
Natalia: ¡¡beeeeee!! (onomatopeya de la oveja/cordero)
Señora del restaurante: niet (no en ruski)
Natalia: ¡¡muuuuuu!! (onomatopeya de la vaca)
Señora del restaurante: niet, ¡¡kikiriki!!
Todo el restaurante que estaba mirando la situación se echó a reír… ¡¡hasta Natalia cogió el chiste!!
Otra cosa que nos chocó bastante fue que las letrinas eran compartidas, te podías encontrar lugares públicos o privados donde tras la puerta había varios agujeros; de esto nos dimos cuenta en un sanatorio de aguas termales cuando al estar cerrado “el baño” Natalia llamó, le abrió una señora, que tras saludarla con los pantalones bajados, volvió a su puesto…. Natalia, sin saber muy bien que hacer, se disculpo pero luego se encaminó hacia uno de los agujeros que quedaban libres.
Un día de lluvia tenemos la suerte que una familia Kirgui nos invita a pasar la noche en su casa, nos hicimos un montón de fotos con ellos, ellos se probaban el casco, las gafas de Claudio.. .hasta ahí nos pareció normal… ya nos chocó cuando se empezaron a probar sus zapatillas.

-¿Cual sería vuestro sueño viajero por cumplir?
Hay un país que igual que nos atrae, nos repele, y tras encontrar muchos viajeros, todos coinciden, que lo mismo que te llama es lo mismo que no te gusta… es la INDIA… no se si en bicicleta o de otra manera pero, por ahí ronda la idea.

 -¿Algún plan de viaje a la vista?
La verdad que no.

-¿Algún consejo a alguien que quisiera recorrer la Pamir…?
Que se ponga en contacto contigo o con nosotros.

-MUCHAS GRACIAS chicos por compartir vuestra experiencia…..

A ti ,por tu ayuda y por acordarte de nosotros para esto.







Y por fin la foto llego a su destino......Mil gracias chicos.


Pues lo dicho... si os ha gustado la aventura de Natalia y Claudio..... "La Canción del Nómada " te espera en la carretera......











1 comentario:

  1. Molt bona idea,així podrem compartir aventures d' altres persones. Jo vaig gaudir, riure, passar por i em vaig emocionar amb les teves històries. Un petó

    ResponderEliminar